+56 2 29405034 info@corporacioncebra.cl

Todo un éxito el clasificatorio para competencia nacional de semáforos

Ganadores. Los tres primeros lugares fueron ocupados por artistas que se desempeñan en las calles curicanas.

TALCA. El evento artístico se desarrolló en el centro cultural “El Espacio”, hasta donde llegaron entusiastas artistas que presentaron números de malabarismo, magia y música, lo cual deleitó a las decenas de espectadores que llegaron a esta competencia que clasificó a los representantes maulinos a la cuarta competencia nacional de semáforos, organizada por la Corporación Cultural Cebra.

Las rutinas duraron 20 minutos y el jurado estuvo integrado por el profesor de malabarismo Nicolás Jaña, el director de la Corporación Cebra, Arturo Labra, y el ganador del año pasado Carlitos Argollas, mientras que en la animación estuvo el payaso Bonaventura, quien tuvo la misión de tomar el tiempo de los números.

Los tres primeros lugares de  la competencia pertenecen a malabaristas que desempeñan su oficio en Curicó y donde los dos primeros lugares, ganaron un espacio para la competencia nacional que se realizará en septiembre, en Santiago, en el día del Circo Chileno.

TRIUNFADORES

El primer lugar fue para Fernando Urrutia, con malabares de disociación; la segunda posición fue para la dupla de Tania y León con rutina de pases; y el tercer puesto fue para Giovanni Salas, con un show de malabares y payaso.

Se entregó una mención honrosa a David, un niño que se presentó en el evento. El triunfador se mostró muy contento con lo logrado. “Comencé en 2012 acercándome en las casas okupas en Santiago, específicamente a la Makina, donde aprendí a hacer malabares con los que vivían ahí y con los viajeros que iban de paso. Con el tiempo fui a trabajar a la calle y cambió mi vida, en todo sentido, desde lo cotidiano, hasta mi manera de pensar sobre las cosas, luego viajé a Brasil, Paraguay y Argentina y volví a Chile en 2017 con muchos proyectos. El malabar me hace re bien, me tiene con otro ritmo distinto al de la gente”, contó.

CIRCO

Tania, quien obtuvo el segundo lugar de la competencia, señaló que comenzó haciendo circo. “Comen-zamos en Rosario en los galpones municipales, yo tuve acercamiento al semáforo primero como una herramienta de trabajo y luego profundicé más a modo de experimentación y en la disciplina. Hace cinco años que yo y León entrenamos pelotitas y argollas; también trabajamos mucho la corporalidad, hacemos aéreos, tela, trapecio, lira y mano a mano, hemos tomado talleres de teatro y danza. El circo lleva alegría, lleva destreza, lleva concentración, no es fácil, es disciplina, es perseverancia, es convicción, es un acto político hacer circo, vivir del circo, vivir del oficio, en sí”, apuntó.

Be Sociable, Share!