Es maravilloso reunir a un grupo tan numeroso de Artistas de Semáforo, la energía que compartimos el domingo en el Galpón Cabeza de Martillo se desbordó a la calle Cuevas en el centro de Santiago. 
Las sopaipillas con pebre y el vino navegado entibiaron el alma, el Tony Cocoliche patrimonio vivo del Circo Tradicional Chileno se unió al jurado, los niños contaron sus mejores chistes para darles tiempo de deliberar, los dos ganadores, Jonny Arce y Francisco Contreras, se unen a los 6 artistas ya clasificados para la competencia final en septiembre. 
Hay magia en cada número y un público entusiasta apoyando cada fecha, la próxima es en la Cuarta Región, allí reviviremos la alegría que detona en un minuto y veinte segundos para expandirse a todas las calles de Chile.