II FESTIVAL DE
CIRCO SOCIAL Y
ARTES VECINALES
DE LA PINCOYA
2 DE SEP/2018

Tercera Competencia de Semáforos
Conversatorio «La Calle como Escenario y Forma de Vida»
02 de septiembre del 2018. Hotel Radisson, Ciudad Empresarial.
Moderador: Javier Russo Puigrredón.
Participantes: Krlitos Argollas Martinez, Mago de Fé, Elo Scardo, Ulises Espinoza, Los Alquimistas (Darshan y Namaste), Vinjamin Franulic, Vivi Medina, Erik El Rojo Netzche, Nicocina PaGu, Javi Belén, Diego Kototo, Patricio Mariangel.

En celebración del Día Nacional del Circo Chileno, la Corporación Cultural A Pasos de Cebra organizó la Tercera Competencia de Semáforos e invitó a seleccionados a un espacio de reflexión e intercambio de aprendizajes. La oportunidad de compartir lo que nos une, nos permitió abrir un diálogo sobre el arte circense, sobre la vocación social del circo en toda Latinoamérica. Cada participante contó su propia historia y conoció a los otros, sus valores y proyectos. Las conclusiones de esta convivencia están en proceso de decantar, destaca la alegría del grupo, la gratitud por tener la posibilidad de hacer eso que realmente nos gusta, el poder de poner los talentos al servicio de los niños de todas las edades y la energía que suma para superar las dificultades del diario vivir en la calle.

Resumen

Cuáles son las principales dificultades del artista callejero.
Restricción de los espacios públicos, mala regulación y ordenanzas municipales.
Control de Carabineros, uso de la fuerza pública genera situaciones difíciles, el artista es etiquetado como un vago, mendigo o alcohólico, incluso es estigmatizado como delincuente o traficante de drogas.
Falta de seguridad social genera presiones económicas, a la necesidad de trabajar para satisfacer necesidades básicas de alimentación, vivienda, vestuario, educación, se suman las de previsión, salud, etc.
Barreras culturales, poca valoración del artista, discriminación (es gente ociosa).
Gente que se apropia de los espacios, inmigrantes, vendedores, múltiples artistas ocupando las calles.
Clima adverso.
Falta de protección (nadie nos protege, tenemos que cuidarnos entre nosotros)

Aporte de arte callejero a la sociedad, a las personas.
Desarrollo del cuerpo y de la personalidad, mejoramiento de la condición física, entrenamiento, disciplina (sirve como terapia ocupacional).
Superación de las limitaciones, trabajar en la propia confianza, apostar por ser artista callejero, a sus pares y a su público, en la perspectiva del respeto mutuo.
Darle sentido a la vida a partir de momentos y experiencias sutiles de la humanidad.
Desarrollo holístico integral, empatía, aprendizaje emocional, transmitir emociones.
Unidad para lograr cosas mayores, no estar dispersos.
Valoración cultural insoslayable, arte que no pasa desapercibido.
Aprovechar el error para aprender y superarse.
Demostrarse que uno siempre puede hace lo que le gusta, motivación.

A que nos comprometemos con enaltecer y dignificar el arte callejero.
Ejemplo personal, buena presentación (la imagen importa más que la técnica), no tomar en las esquinas.
Llevar el circo a todos, difundir a los mejores artistas. Subir a internet la historia del arte circense en la calle.
Cuidar los espacios, generar conciencia de que el espacio es para todos y por lo tanto no hay que matarlo con malas actitudes.
Conversar las dificultades aunque se genere conflicto, porque el diálogo es la única manera de pasar el mensaje. Crear redes que visualicen que todos tenemos las mismas problemáticas.
Demostrar que las habilidades humanas no tienen límites si se dan con un buen entrenamiento.

Al finalizar el conversatorio, los participantes a la Plaza Cívica de Huechuraba, en ese lugar se instalaron las carpas y la infraestructura que hizo posible la realización del Segundo Festival de Circo Social: Peumayen de Independencia, Circópolis de de lo Espejo y Piwke Pincoyano de Huechuraba. Todas las escuelas participantes pertenecen a la Red Chilena de Circo Social.
Los apoderados de los niños están agradecidos por el cambio de actitud de los jóvenes. Fue muy emotivo ver el avance de los niños artistas, ver como la magia del circo exalta lo mejor de ellos, sus aprendizajes y logros animaron esta fiesta. Asistió muchísimo público familiar, los jóvenes con sus batucadas, el juego, los ensayos, la vida de circo con su jolgorio se mezcló con la vida de barrio con sus feriantes, la comida al paso, la misa dominical, tantos colores tanta diversidad.

La música en vivo tuvo momentos altísimos, desde Valparaíso la Bandita Disparate Circo Show hizo participar a los vecinos, las carcajadas se mezclaban con vértigo de los números en altura, las performances mantuvieron a los niños atentos lanzando arroz, siguiendo al monociclo, etc. La música, el teatro, las acrobacias se fusionaron con el paisaje primaveral, los cerros y la calidez del valle, ya tenemos nostalgia de esos instantes.

Un momento esperado fue la premiación de la Competencia de Semáforos, el animador anunció los ganadores del primer lugar para Krlitos Argollas Martinez y segundo lugar para Elo Scardo, ambos fueron invitado con pasajes aéreos y estadía, a presentarse en el Tercer Festival Internacional de Montevideo, Uruguay. El espectáculo de cierre del Festival, estuvo a cargo de D-Ruka con su música reggae en vivo, mientras la luz natural bajaba, el sonido del alma subía.